Patientia Nostra

Si tenemos una memoria de la menos 6 años, podremos recordar que las condiciones de esperanza con las que entraba el PAN al Gobierno de Sonora eran muy parecidas a las actuales. Claro que entra una mujer ahora, pero en ese momento entraba otro partido.

Se esperaba que buscaran culpables en los latrocinios de los que salían, -boursistas-, se esperaba que se encontrarán y castigaran a los culpables de los crímenes contra los niños -de ABC en aquel momento-, se esperaba que nos dijeran que había pasado con tanto dinero que debían a proveedores, se esperaba que el discurso de anticorrupción lograra nuevos y mejores burócratas, se esperaba que la mujer tuviera más participación en las desiciones en un sentido más proporcional, se esperaba que la relación con Los Pinos fuera más cercana y eso trajera más inversiones, se esperaba que que no fuera un grupito el que se beneficiara de los fondos y desiciones gubernamentales, se esperaba que creciera el Estado y no unas cuantas familias, se esperaba que el Poder Judicial fuera independiente del Ejecutivo, se esperaba que el Poder Legislativo también lo fuera y que las desiciones en el Congreso Local fueran más ágiles, se esperaba que al ser la capital del mismo partido que el Gobernador las inversiones fluyeran sin problemas, se esperaba que las empresas que recién comenzaban tuvieran mejores condiciones y mayores apoyos…se esperaba.

Se sigue esperando que se castigue a los que salen y los que habían salido. Se sigue esperando a que se encuentren culpables de los crímenes contra los niños, a los que quemaron y ahora a los que vendieron. Se sigue esperando que nos digan a dónde fue tanto dinero en ambos sexenios. Se sigue esperando que los burócratas que entran estén preparados en las áreas que ahora son su responsabilidad y no sean solo amistades. Se sigue a la espera que la ahora área especializada contra la corrupción persiga a los que entran, a los que salieron y a los que ya habían salido. Se sigue esperando que haya más mujeres en la toma de desiciones y no clubes de Toby pero de manera proporcional. Se sigue esperando que la relaciones federales realmente signifiquen algo para todos y no sólo para unos. Estamos esperando que el Estado despunte no sólo en el discurso. Se sigue esperando que el Presidente del STJ no sea uno más que puso el poder en turno. Se sigue esperando que El Congreso funcione como un área de debate y no como un tianguis. Se sigue a la espera que trabajen en equipo Alcaldes y Gobernadora. Seguimos esperando que a las empresas se les apoye realmente con capacitación en finanzas y administración para sobrevivir, no sirve solo abrirlas, hay que mantenerlas.

No cabe duda que la esperanza es lo último que muere y vaya que se lucra con ella. Cada ciclo político mucho del voto va en la espera de un puesto, negocio o espacio que los haga mejorar. Y más en un país donde es cada vez más difícil conseguir empleos dignos que no semejen a esclavitudes que ahora exigen títulos universitarios.

Lo más triste de esto es que tendremos que esperar otros seis años para quejarnos de lo que debió haber sido y comenzar la espera de nuevo para que las culpas, culpables y diablos sigan esperando eternamente sus castigos y un desesperanzado pueblo pueda entonces votar de nuevo avivando la llama de que ahora si la espera terminará.

Quousque tandem, politica, abutere patientia nostra?457a7c3e15962d514813cbaaaa040627

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s