El Precio de la Amnesia

No quise publicarlo antes por que podría parecer una falta de respeto por un lado y por otro podría dar la idea de tener una intención política. No creo que hoy eso suceda por que cada quien ya tiene decidido su voto.

Hace exactamente 6 años Sonora se fracturó espiritualmente. En aquel día 7 apenas podíamos asimilar lo que estaba sucediendo. Ya eran dos días del incendio todavía no entendíamos los por qué, los cuántos, los cómos y sobre todo los quién. Muchas de esas dudas siguen aún.

Los discursos de antes de ayer nos muestran que el dolor continua en los deudos, no disminuye, y la frustración ha aumentado. Y ven con tristeza que aquellos que en su momento fallaron en la responsabilidad de cuidar lo más preciado de un país, sus niños, ahora es posible que vuelvan a administrar lo que han demostrado hasta el cansancio no saberlo hacer. Ven con desesperación e impotencia que el gran sacrifico involuntario que hicieron en espera que la sociedad cambie, no ha generado frutos, la gente olvidó. Y si estando un partido de color diferente en la gubernatura no hizo absolutamente nada, si llega de nuevo el PRI la probabilidad que lo entierren para siempre es muy alta.

Vemos en el PRI y en los partidos satélites, como el Verde y ahora el Movimiento Ciudadano, se han acomodado aquellos que hace 6 años tenían un perfil alto en el Gobierno Estatal. En forma de hidra se multiplicaron y ahora están en varios frentes y vuelven por la revancha con más hambre que nunca. Los grandes pecados azules que ahora critican no serán más que sombras ante los que estamos por ver con ellos.

Al hablar contra el PRI no estoy hablando a favor del PAN o de cualquier otro. Ya he expresado vehementemente mi antipartidismo en general. Tampoco hablo de todos los simpatizantes de este partido, hay algunas personas que valen oro. Solo que en esta ocasión tengo que particularizar debido a la relación que hay entre el tema de ABC y el PRI y la tristeza que causa entender que “si hay perdón y si hay olvido” por parte de los sonorenses.

Es muy probable que mañana despertemos y el dinosaurio siga ahí. Más probable aún será que en 6 años estaremos lamentando esa decisión y entendiendo muy poco a poco que el sistema ya no funciona y aún así viviendo como Jose Alfredo nos decía “nada me han enseñado los años, siempre caigo en los mismos errores…”. Pero lo más triste no será que sigamos haciendo los mismo, ya está comprobado que aunque sepamos que caminamos a un abismo no dejemos de andar. Lo triste para mi es que 49 almas se hayan ido de forma tan dramática, tan dolorosa, tan irremediablemente estúpida, y que ahora sea solo un recuerdo y no una causa para el cambio.

En el caso de ABC si se está del lado que se pide justicia no se puede estar del lado del actual PRI estatal. Si no se esta de ese lado entonces se está del lado de los que no quieren que se siga investigando, los que quieren un carpetazo. Que la bandera se ponga a media hasta no importa si nuestra indiferencia no lo está.

En lugar de marcar la huella con tinta para votar, deberíamos hacerlo con cenizas. Quizás eso nos recordaría lo poco que nos importa estar pasando por encima de esa tragedia. Y así, presionarla en la boleta, dejar marcada nuestra intención y nuestra indolencia, con ello también dejar en claro nuestra estupidez.Captura de pantalla 2015-06-07 a la(s) 11.21.53 AM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s