Después del Milagro

Para poder mantener un nivel de competencia comercial México ha tenido que sacrificar mexicanos. Por ello el crecimiento del PIB en los últimos 20 años ha sido de solo un 18.6% lo que es solo la mitad del crecimiento que ha tenido en el mismo periodo Latino América.

Si comparamos el crecimiento del PIB de 1960 a 1980, este fue superior al 90%, o sea que el nivel de vida de los mexicanos casi e duplicó en esa veintena mientras en la última básicamente se ha mantenido igual.

El México de los 80s fue muy diferente al México que tenemos después del TLC. Amanecimos con una realidad 3er mundista ese año el 94, los zapatistas fue el primer golpe que se le dio a un país que se había atrevido a soñar con un mejor futuro. Las fuerzas internacionales (y si alguien lo duda solo analicen de dónde llegó todo ese dinero) coadyuvaron para que las crisis políticas, económicas y de seguridad mantuvieran el nivel de país bananero y fácil de controlar.

La tasa de pobreza extrema en México es de 52% en el 2013 y casi idéntica en el 94, lo que quiere decir que un país que ha crecido poblacionalmente hay más pobres. El mismo porcentaje, solo que más en números.

Los subsidios de EU al maíz y otros productos ha llevado al desmantelamiento del agro en México. El número de maquilas si ha subido, ya que de las poco más de 2000 de 1994 tenemos casi 6 mil. SOn ahora casi 2 millones y medio los trabajos directos del sector maquilador contra los poco menos de 600 mil de 1944 lo que nos convierte en altamente dependientes del consumo de los EU para poder conservar esos empleos. Ni que decir del sector energético donde ahora dependeremos en casi de la totalidad del gas natural que compraremos a las empresas americanas y del consumo que ellos hacen de la mezcla mexicana del petróleo.

20 años después del TLC los beneficios no solo no son tangibles sino que hablan de una economía estancada y más dependiente. La vulnerabilidad a la evolución de los mercados financieros de Estados Unidos no cesa: en mayo de 2013, después de que la Reserva Federal de EE.UU. anunciara un futuro “estrechamiento” en su programa de expansión monetaria cuantitativa (QE3 o quantitative easing program, por su nombre en inglés), existía el temor de una repetición de la crisis del peso mexicano como la de 1994, por lo que las entradas brutas en inversiones de cartera extranjeras llegaron a pararse repentinamente, y la economía de México se vio duramente afectada, mostrando un crecimiento proyectado del 1,22% para aquel año.

La crisis de representatividad, de seguridad, económica y política que ahora vivimos es igual a la de 1994. No hemos avanzado por que incluso la democracia sigue siendo un cuento de hadas, el cambio de partidos políticos en los diferentes niveles de gobierno no ha sido un cambio en sí, sino solo una pantomima de enroques de poder.

¿Qué salió mal? Es sencillo, en un sistema de libre mercado siempre gana el más fuerte. Asociarnos con EU y Canada para jugar canicas solo hará que terminemos sin canicas y que tengamos que pedir prestadas para seguir jugandoMEXICO,_CANADA_Y_EU_RELANZARAN_SU_RELACION_TRAS_CUMPLIRSE_20_ANOS_DEL_TLCAN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s