Desazón

En las elecciones para gobernador del 2012, Baja California no veía como el PAN podía ganar de nuevo. Desacreditado, venido a menos, el partido veía difícil remontar tanta impopularidad debido a tanta corrupción tan evidente de los servidores públicos salidos de sus filas.

Aún así, contra todo y contra todos, ganó. Utilizando campañas dirigidas a las clases sociales más necesitadas, mendigando el voto a cambio de despensas o apoyos a los líderes de colonia, dando muchas camisetas y sombrillas y una gran planeación y logística el día de la votación, el PAN logró mantener el Estado y rompió el carro completo para el PRI.

El sentir en Sonora popular en estos momentos es antiparecista y antipanista, aunque poco a poco se está convirtiendo en antipartidista. Esto deja el espacio abierto para el PRI que supongo tratará que no se repita la experiencia de BC en el 2012 donde ambos equipos sonorenses (azules y rojos) estuvieron apoyando a sus homólogos bajacalifornianos. Pero es obvio observar que los apoyos a las clases más necesitadas y una campaña a todas luces populista y sucia, está por comenzar.

Me gustaría decir que la competencia entre empresas beneficia al consumidor, pero en este tipo de negocios los que más perdemos somos nosotros los votantes. Gane o pierda un partido el dinero que se mueve en campaña es demasiado, siempre forman su fondo personal los tesoreros y el juego está en jugar, no en ganar, claro que hay más para el ganador. Podemos verlo con el actual Secretario de Gobierno de Sonora que cuando las cosas no iban bien en la campaña para gobernador, antes de lo de ABC, el partido carecía ya de flujo, internamente se decía que no había dinero y aún así compró su casa en la Pitic, y no cualquier casa, lo que molestó a muchos pero el desenlace hizo que se dejará por un lado ese “detallito” que después sería la norma una vez que fueron gobierno. La muestra ya estaba dada.

También me gustaría pensar que no ganará el PAN después de una administración claramente desastrosa para Sonora. Pero eso me lleva en automático a pensar que ganará el PRI ya que no hay alternativa, y no se han distinguido por su pulcritud en el pasado, y en el presente a nivel federal están dejando mucho a deber.

Hay que decir las cosas como son de una buena vez: este país no es para demócratas. Un amante del estado de derecho, la división de poderes y toda esa paparruchada, la pasa muy mal.

Los ingenuos demócratas suelen decir que la cosa no se limita a votar cada 3 o 6 años y que lo importante es el funcionamiento institucional y la fortaleza de los partidos políticos. En realidad, lo primero nunca lo tuvimos y lo segundo lo incendiamos en el 2000. Por eso, todo esfuerzo por recuperar estructuras políticas o construirlas es, por lo menos, conmovedor.

Por ese comportamiento tan poco democrático, el priismo nacional está poniendo las cosas “de pechito” a los azules de Sonora. Estos todavía tienen varios meses por delante para aprovechar “il bocatto di Cardinale” que se le está brindando desde Los Pinos. Solo falta que en el centro, en un momento de desesperación, se cambie a Osorio por Beltrones y eso ponga la mesa para Claudia Pavlovich lo cual deja aún peor las cosas para los sonorenses.

Ya que si hoy por hoy, analizamos al panismo sonorense fuera de los ropajes que intentan utilizar con tanta campaña mediática, si lo desnudamos y miramos su trasero podremos ver que está dividido y si se le mira por enfrente puede asegurarse que nunca se levantará.

PRD-PAN-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s