La última y nos vamos.

Hay una maquinaria con engranes muy engrasados que se ha puesto a trabajar. Es una maquinaria vieja, pero con mantenimiento reciente y funciona sin problemas.

Podríamos analizar muchos ejemplos de sexenios priistas de como aquellos que osan levantar la mano contra el gobierno federal pronto solo escucharán el crujir de dientes y los gritos lastimeros de los condenados.

No fueron los reportajes de televisa, ese es solo uno de los engranes. Seguramente tuvo muchas oportunidades Padres para poder alinearse con Los Pinos y bailar al son de ellos, y cada negativa, cada desdén fue haciendo que pequeños engranes comenzaran a moverse. Quizás con la razón a favor del Gobernador o quizás no, por que la decisiones políticas no son buenas ni malas dependen del lado donde estés.

Cuando el engrane de Televisa se movió la maquinaría ya no podía dar vuelta atrás ni detenerse, su suerte estaba echada. Recordemos que en este país no hay prófugos de la ley, solo prófugos de la opinión pública y esta siempre la han sabido manejar tranquilamente. El ejemplo reciente es Gordillo a quien primero le soltaron una andanada de reportajes en televisa y ella siguió en su cielo personal sin darse cuenta que las nubes eran más negras que antes, hasta que comenzó su tormenta. Y es la misma tónica en este caso sonorense, lo que va dirigido es a desbordarle las aguas a la presa personal.

La diferencia entre Gordillo y Padres es el fuero que acompaña al Gobernador, así que le queda el esperar que durante los próximos 364 días que le faltan pueda tranquilizar el escenario, cosa harto difícil por la gran maquinaria que está accionando por lo que es probable un juicio político para desaforarlo, o acabándose su periodo administrativo se pasará varios años defendiendo su persona y familia.

Pero todo lo anterior es problema de Padres. Muchos van a disfrutar sus tormentas y otros, los menos, van a esconderse y renegar se sus ligas. Lo que en verdad me preocupa es el Estado.

Con Bours pasó algo muy similar, en cuanto se pudo se le vino el mundo encima y muchos se alegraron, pocos no, pero hasta ahora se siguen sacando asuntos legales contra él o sus ex funcionarios. Aún así no ha sucedido la gran cosa, los miles de millones de pesos de programas y proyectos no han aparecido y nadie ha pagado por ellos. ¿Hasta cuando vamos a soportar como Estado qué estos personajes lleguen, saqueen y se vayan mientras a la ciudadanía solo le queda una telenovela dramática donde la única víctima real es ella misma?

Muchos se están lamiendo los labios y chupando los dedos como hienas con el botín informativo que apenas comienza. Son huesos, solo eso. Mientras el festín de “adeveras” somos nosotros. Llegará un nuevo personaje y en 6 años estaremos llorando las mismas penas y cantando la misma canción…”nada me han enseñado los años, siempre caigo en los mismos errores, otra vez a brindar con extraños y a llorar por los mismos dolores”…¿cuándo en realidad será ese último trago? ¿seremos adictos sin remedios a esta droga sicológica qué disfrutamos nuestra miseria?

Debemos establecer los mecanismos para que la próxima administración no haga lo mismo. Que los delitos contra la ciudadanía que les dio el voto de confianza sean castigados como traición y no como delitos administrativos. Que sepan que la responsabilidad es tan grande como el castigo por no cumplirla, Que dejen de tener la mesa servida para hacer y deshace. Por que no llegará ningún santo nunca a esos puestos y la ocasión hace al ladrón, así que quien llegue con todas las oportunidades de lucrar que existen y los castigos tan mínimos, inevitablemente caerá en la tentación. Al final son solo humanos y las presiones y oportunidades son muy grandes como para dejarlas pasar.

Todos sabemos que la facilidad crea irresponsabilidad, por ello castigamos a nuestros hijos para que la piensen la próxima vez, pero dejamos que nuestros políticos se impongan los castigos ellos mismos, eso es incongruencia. Pongamos ya las bases para un futuro con destino. Soñar sin establecer metas medibles es fantasía. Así que si queremos soñar con un mejor futuro en estas tierras, comencemos a poner la métrica para medir los logros de aquellos que quieren administrar ese futuro y si no cumplen se salen y si abusan que paguen.

Padres tendrá su vía crucis, no se a que nivel pero no será al que se esperaría por sus pecados, la maquinaria no parará, podrá bajar o aumentar el ritmo o la fuerza, pero no parará. Aún así los grandes capitales amasados no volverán a las arcas gubernamentales, ni algunos años en la cárcel o unas multas o algunas cuentas requisadas serán suficientes. Sentirá la soledad que acompaña a un gobernante caído, su mismo partido le dará la espalda, sus otrora amigos no se acordarán de él y sabrá sobrellevar esa profunda tristeza en sus mullidos sillones abanicando sus calores con grandes billetes. La tristeza no es la misma cuando tus lagrimas son en un auto onapafa que un mercedes del año. Tristes nosotros, por que Sonora seguirá teniendo este tipo de gobernantes por mucho tiempo. A menos….a menos que hagamos algo y es por cambiar las reglas de su juego que debemos comenzar.

“…Y en el último trago nos vamos”

Captura de pantalla 2014-09-14 a la(s) 11.32.38 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s