Tormentas Perfectas

Tendemos a hacer las cosas pensando en el impacto a corto plazo. Quizás existan muchas explicaciones del porqué de esta mentalidad nacional, pero así es. Si no vemos resultados inmediatos es probable que no tomemos en cuenta el proyecto en cuestión.

Así viviendo en una zona desértica el agua debería ser nuestro recurso más preciado y nadie ha hecho nada que resuelva este problema de fondo y cuando se ha intentado los intereses personales (que les dicen partidistas pero no son otra cosa que personales) han obligado a cambiar de rumbo y tenemos ahora el principal recurso político para la siguiente contienda electoral establecido en tandeos para la capital y en motivo de encono entre los cajemenses, hermosillenses y la etnia Yaqui.

El Gobernador trastocó todas las leyes y normas necesarias para cumplir el proyecto del acueducto, que no era de él directamente ya que él apoyaba la desaladora al principio, sino de un grupo de constructores más antiguo, proveniente del sexenio de Beltrones, los cuales intentaron en su momento instalar la desaladora pero los panistas en turno lo impidieron hablando de costos y de inviabilidad. Entonces los padrecistas y beltronistas retoman lo del acueducto y valiéndose de la popularidad, con la que habían comenzado su sexenio, imponen el proyecto el cual lo ejecutan las mismas constructoras de sexenios anteriores con nuevos contratistas de color azul.

Fuera de las influencias y corruptélas el proyecto afectaba a los eternos latifundistas cajemenses que por décadas han utilizado sin control el liquido. La afectación no es tanto en cantidad sino en ego. Entonces hacen uso de la etnia Yaqui, mueven a un subgrupo de ellos para comenzar los bloqueos y tenemos la tormenta perfecta.

Esta tormenta solo podría tener una víctima real, la ciudadanía.

alvaro-obregon-presa-7

Los tandeos ahora anunciados en forma de terrorismo electoral y la guerra de desplegados y columnas que nos esperan a partir de mañana, solo anuncian un año difícil para Hermosillo. Pero más allá de eso deberíamos preparar como sociedad un juicio de “lesa humanidad” a quien resulte responsable. Por que ya sean los padrecistas con su tendencia a hacer lo que se les pegue la gana incluso sobre la ley, los partidos o los agricultores, hay que recordar que el consumo humano es menor al 10% y que el gran botín es para la ganadería y la agricultura y ellos no sufren por los tandeos ya que cuentan con su dotación asegurada. Los precandidatos estarán en todos lados opinando pero no dando alternativas.

No podemos seguir dejando que hagan lo que su gana les indica hoy y cambia el día de mañana. No podemos permitir que los más necesitados y menos atendidos seamos los que más pagamos en este pleito de vecindad. Es necesario demandar, no a través de los órganos de gobierno sino ya como ONG, como un grupo representativo de los intereses directos de la sociedad por que ya nadie, nadie, en sus sentidos básicos puede creer que los intereses de gobierno o partidistas son los mismos, o ya tan siquiera compatibles, que los intereses comunitarios.

Para esto hay que hacer un giro de timón. Debemos pensar como nunca lo hacemos para tener resultados diferentes a los que hasta ahora hemos obtenido. No permitir que se cierre el acueducto, para asegurar el agua sería el primer paso, negociar con la federación para encontrar una alternativa como la desaladora, y dejar el acueducto como una opción de emergencia en el futuro, reduciendo el bombeo al mínimo. No solo aseguraríamos el futuro de nuestra sociedad en el desierto con soluciones de fondo, que además permite llevar esa agua a nuevas comunidades y generar nuevas economías, sino sanjaríamos de una vez por todas las diferencias que puedan existir en este sentido entre nuestras comunidades.

El primer paso es tomar las riendas nosotros, demandar a los que están jugando con la pelota ajena hasta llevarlos a que paguen y negociar entre los afectados mientras construimos el futuro de manera sustentable. De otra manera seguimos permitiendo que nuestro futuro lo definan los mismos grupos de siempre a los que no les importa donde terminemos.

Atrévete. Quítale las riendas a quienes no han sabido cuidarlas y tómalas por ti mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s