Muchos machos, una mujer.

Ya tenemos a los 3 candidatos fuertes a la presidencia. Faltan algunos de los partidos más pequeños pero seguramente vendrán a robar cámara y tiempo. La candidatura de Vazquez Mota es interesante desde el punto de vista feminista. Ya ha habido otras candidatas, Cecilia Soto ya había competido en el tiempo de Colosio, Patricia Mercado y Rosario Ibarra de Piedra hicieron lo mismo en sus tiempo.

Trae varias lecturas. La primera es que dentro del PAN no funciona el “dedazo al estilo priista” ya que Fox no pudo imponer su candidato y Calderón tampoco. Si han aprendido los azules prácticas como el relleno de urnas, compra de votos, acarreos, etc. pero esto parece ser más una forma mexicana de competir, ya que todos los partidos hacen lo mismo en sus internas y en competencia abierta.

Segundo. Los países con presidente mujer han tenido rumbos interesantes. Desde 1953 ya teníamos en Mongolia una presidente en un país democrático, pero si tomamos la última década encontraremos en Indonesia, San Marino, Georgia, Liberia, Chile, Suiza, Israel, India, Argentina, Gabón, Lituania, Costa Rica, Kirgistan, Brasil y Kosovo. Como Primer Ministro a Angela Merker en Alemania y a Jóhanna Siguroardóttir en Islandia. Y si analizamos las estadísticas estos países han logrado grandes avances tanto democráticos como económicos.

No están exentas de polémicas de todo tipo, pero ninguna diferente a la que un hombre en el mismo puesto pueda causar. Al menos los escándalos sexuales son mucho menores o inexistentes.

Vazquez Mota tiene probabilidades de ser la primera presidenta del país. ¿Qué tantas? no lo se. Pero mucho de los votos que López Obrador está coptando son de castigo para los otros partidos. La política no es mucho de realidades sino de percepción, y está le dice a la mayoría de las personas que la situación está apocalíptica. Así que al ya no tener confianza en el PAN, y con un PRI desangelado apostando todo a las galanterías de su candidato, muchos ven en el PRD un “quizás”. Más como esperanza que como realidad.

Así que la formula femenina puede quitar algunos votos al PRD, ya que los “quizás” se vuelvan más femeninos y se piense que los problemas del país no eran tanto de partidos sino de género. Así se pueda optar por votar por una mujer poniendo, de nuevo, la esperanza en que las cosas serán diferentes para bien.

No hay ninguna razón de peso para votar por López Obrador que no sea el cansancio de las otras administraciones federales. Ha demostrado hasta el hartazgo su poco conocimiento de las tendencias mundiales y hace uso de viejas formulas ya gastadas para revivir esperanzas. Le funciona, y se vale, hay muchos incautos que así caerán, y los del voto duro (12%) seguirán con él así fuera la encarnación de Belcebú (que no lo es, sólo sirve el ejemplo para la prosa).

Por el PRI no hay mucho que hacer. Su historia lo deja desarmado. Es increible como han cambiado las caras en ese partido y lo triste lo poco que han cambiado sus intenciones. Usan el mismo librito de Calles y las mismas tácticas de Gutierrez Barrios. Por lo tanto entiendo que sus gobiernos serán lo mismo que han sido en 9 décadas, y para muestra, cualquier gubernatura Priista actual o alcaldía. La mayoría de los votos vendrán de sus propias cúpulas lo que les da un muy buen 26%

El PAN no tiene mucha salvación por si solo. Su voto directo ronda en un 16% y tiene en contra su ya tradicional desunión al momento de trabajar juntos. Todos son generales, no hay soldados rasos. La percepción que dan tantas muertes en la guerra contra el narco, más el ser el partido en el poder, que en México está lejos de ser una ventaja directa, no le da muchas oportunidades.

Del 54% restante de los votos, poco menos de la mitad, un 24% ya están repartidos entre los 3 partidos. Un 4 o 6% serán para partidos pequeños, lo que nos deja aproximadamente un 25% (algunos lo ponen en 33% olvidándose de los partidos satélite). Estos son los que se tendrán que pelear los partidos. Y es aquí donde Vazquez Mota pudiera tener la ventaja ya que en su mayoría son jóvenes que si se les vende bien la idea de un cambio, se mejora las facciones duras que ella suele tener en público (producto, supongo, de hacer políticas en un mundo machista), hace una campaña de redes sociales, y sobre todo se vende bien a las televisoras, quienes aunque ya tienen su candidato, como buenos empresarios sabrán apostar a un plan B.

Sería interesante tener a una mujer de mandataria federal. En este blog siempre he apoyado la causa feminista y buscado que ellas se sumen a las actividades públicas. Me parece incongruente que cuando más se necesita mano de obra la gran mayoría esté en manos femeninas e inactivas ya que son mal pagadas, mal tratadas y con poco horizonte. Es hora que el ejemplo de una mujer pueda sacar de su marasmo a tanta mujer más valiosa que tanto hombre inservible que sólo funciona por la fuerza de su fuerza.

Esperaré a ver su proyecto antes de decidirme, espero que sea valioso y con propuestas firmes y congruentes. Espero que no quiera cambiar todo, sino lo necesario. Que entienda que es una presidencia, no un trono el que se busca. Esperaré sobre todo, que en caso de ella ganar lo haga en el país que es sinonimo de machismo a nivel mundial. No votaré por ella, no en este momento, ya veremos que propone y cómo y sobre todo de dónde viene su apoyo financiero, entonces si me decidiré. Pero por lo pronto, el hecho que una mujer tenga la posibilidad y la probabilidad de llegar, me sienta bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s