La Quema del Payaso

Ultimamente hemos tenido momentos agridulces en lo que a libertad de expresión se refiere.

Hemos presenciado como a personas que buscan justicia para sus hijos o familiares desaparecidos en esta guerra de guerrillas que azota nuestro país, se les ha ultimado a plena luz del día y nada se ha resuelto. Basta con ojear un poco los diarios y buscar noticias perdidas para darnos cuenta que algunos de los crímenes son cometidos a personas que persiguen el más sagrado de los derechos, saber dónde están sus hijos.

Susana Chávez en Chihuahua. Nepomuceno Moreno en Hermosillo. Trinidad de la Cruz Crisóstomo en Michoacan. En 2011 se tienen contabilizados 14 asesinatos contra activistas pacíficos. Y lo mismo puede observarse tristemente en otros países.

No son personas que intentaban desestabilizar algún régimen o que hicieran sus propuestas en forma violenta. Eran personas buscando la paz y eso me da a entender que nunca falta el acomedido que por ordenes, o por el hecho de sentirse incomodo, elimina cualquier voz que es elevada dignamente.

Por otra lado el internet ha ido ganando espacios como fuerza democrática independiente y poderosa. No solo ha servido a ciudadanos dentro de regímenes totalitarios  a los que les es imposible comunicar lo que sucede en su país, sino que además ha logrado que con la presión de millones de twiteros o facebookeros, se haga justicia en casos tan básicos como la agresión de un empleado por parte de un sátrapa como lo es Sacal Smeke. O casos donde grupos de hackers, principalmente Wikileaks y Anonymous, han puesto en serios predicamentos a gobiernos e instituciones globales.

En España no pudieron contra el gobierno y se aprobó la ley SINDE que mina las libertades dentro del internet con escusas de proteger la Propiedad Intelectual. Esto sucedió bajo presión de Estados Unidos, basicamente su Embajador en España apoyando a las empresas de Holywood. Lo curioso es que hasta ahora la misma ley, conocida como SOPA y PIPA, no ha sido aprobada en EU y se tiene a toda una coalición de empresas buscando que esto no suceda.

No hablamos de cualquier empresa, Google, Facebook, Twitter, Mozilla, Flickr, eBay, AOL, PayPal, LinkedIn, Amazon, Bloomberg, Yahoo, Expedia y Wikipedia entre otras. Todas anuncián hacer la primera huelga cibernética para mostrar su rechazo a esta ley que suprime la libertad en internet.

En estos días se dio a conocer un video de un cómico mexicano conocido como Platanito, el cuál suele decir chistes fuertes y cargados de humor roji negro. En esta ocasión hizo mofa del incendio de la guardería ABC en Hermosillo y lastimosamente y con una falta de sentido común. Con frases como “chavitos al pastor” o “Kentucky fried Children” levantó las protestas en los foros sociales e inundaron sus cuentas con quejas e insultos contrá él.

Estupidez mayúscula

Se pide su destitución del programa televisivo donde cuenta sus chistes como principal castigo. Otros buscan alguna forma legal de rescindir el daño moral y sentimental que ha causado.

Si la red funciona como debiera, o como poco a poco a estado funcionando, se pudiera logra que a Platanito se le reduzca drasticamente su espacio televisivo o de trabajo. A Hermosillo dificilmente vendrá a menos que sea para pedir disculpas (sería inteligente de su parte si así lo hiciera) pero se espera que internet evidencie su verdadera fuerza.

Lenta, pero con paso firme, la libertad se está abriendo espacios y las voces populares están ganando lo que tanto tiempo lo gobiernos han temido. Los gobiernos odian internet fundamentalmente porque es un desafío básico a lo que siempre fue el fundamento de su poder: que es el control de la información y la comunicación. Poco a poco lo están perdiendo.

Veremos primero donde termina este payaso que está haciendo el ridículo por su poco tino y menos neuronas al decir los chistes. Claro que repruebo su decir y actuar y no lo justifico al acotar que también es producto de esta cultura del irrespeto que hemos ido acumulando, de una cultura de la incultura ya que nos dan programas digeridos para que no tengamos ni siquiera que pensar. Los cómicos en México abandonaron hace tiempo el chiste inteligente para bajar a un nivel de burla y albur. Chistes tan fuertes que deberían pasarse con la leyenda de que no es un programa para menores. Cuando dejan de existir la mesura y el sentido común en nuestros actos, estos son los resultados, estos son los productos.

Si Platanito paga su estupidez con una censura fuerte de los medios, se estará dejando un claro mensaje que la dignidad tiene que prevalecer aún en la incultura que se vive en las televisoras y medios mexicanos. No le deseo mal a este personaje, sólo espero que su acción tenga un alto costo en la justa medida y que nos haga reflexionar a todos que nuestra cosecha depende de nuestra siembra. Si buscamos dignidad no paguemos por espectáculos que no la ofrecen, si buscamos sentido común, no veamos televisión que adormece. Si buscamos democracia y que nuestra voz tenga valor, participemos activamente en los temas que nos afectan e interesan.

Si no podemos tener controles legales para lo que nuestros políticos hacen una vez que ocupen un puesto público o para cuando personajes hagan idioteces sin ton ni son, entonces hagamos de esta herramienta nuestra espada flamígera y saquemos del paraíso de la impunidad a todo aquel que afecte la dignidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s