Gabriel See. Niño genio.

La historia de Gabriel Lee parece superar incluso a la ciencia ficción. Se trata de un chico estadounidense de 13 años que está asombrando a científicos y educadores de todo el mundo con su inteligencia, que parece romper todos los límites que encuentra. Conozcamos un poco más de la vida de Gabriel, el némesis del Dr. Sheldon Cooper.
Gabriel Lee, el niño prodigio de 13 años que haría temblar a Sheldon Cooper

 

El recuento de sus logros, premios, descubrimientos y desarrollos es realmente asombroso, y más aún teniendo en cuenta su corta edad. Este es justamente uno de los problemas más complicados que debe manejar él y su familia, ya que si bien su intelecto está muy avanzado, sigue siendo un niño y necesita contención adicional para poder desempeñarse en el ámbito académico. Por suerte, sus padres lo apoyan constantemente y cuenta con un equipo de especialistas que lo acompañan cada vez que los necesita.

Aunque sus padres y maestros siempre se dieron cuenta que Gabriel era muy inteligente, no fue hasta que tuvo alrededor de 7 años que realmente se percataron de su enorme potencial y comenzaron a estimularlo con mayor intensidad. A los 8 años y solo por diversión, Gabriel tomó el examen de matemática de admisión universitaria (el SAT, tan temido por los adolescentes norteamericanos), quedando en el 95% superior, con 720 puntos sobre 800 posibles. Un dato no menor, Gabriel se preparó a si mismo, aprendiendo cálculo directamente de las páginas de Internet que visitaba.

Al cumplir 9, comenzó a tomar cursos avanzados de biología, cálculo, física, estadística y química para estudiantes secundarios a punto de ingresar a la Universidad. Se sacó un 10 en las cinco materias. También participó en competencias y proyectos de investigación de importantes universidades e institutos. Gabriel asiste a una escuela con orientación artística, donde toma clases de actuación, pintura e idiomas. Fuera de horario, realiza cursos avanzados en la Universidad de Washington, y también es miembro del equipo de natación local. Para que se den una idea del potencial de Gabriel: Dentro de la Universidad de Washington funciona el Robinson Center, un programa de ingreso universitario para chicos menores de 15 años, pero él ya había hecho tanto por cuenta propia, que ese curso especial ya no le servía. Es decir, ¡es superdotado, hasta para los estándares de los superdotados!

¿Qué pensaría Sheldon si se encontrara con Gabriel?
¿Qué pensaría Sheldon si se encontrara con Gabriel?

Gabriel es capaz de discutir sobre la teoría del caos con un matemático, o charlar con un físico acerca de física cuántica o la teoría de las cuerdas. Ha leído obras de Einstein, Descartes, Fibonacci, Hawkings y Shakespeare, entre otros. Le interesa mucho la biología, los robots, el latín y la teoría musical. Todos aquellos que han estado en contacto con Gabriel quedan impresionados por su capacidad para asimilar nuevos conocimientos, puede leerse un libro sobre cálculo avanzado en un par de días y comprenderlo casi por completo, relacionando los nuevos conocimientos con los que ya sabía. Esta creación constante de relaciones es lo que le permite avanzar cada vez más rápido con cada proyecto nuevo que emprende. Su memoria fotográfica también es impresionante, siendo capaz de recordar la página y el lugar exacto donde se encuentra alguna ecuación que le genera curiosidad.

Esta velocidad que tiene para aprender hace que sea muy díficil mantenerlo entretenido, por lo que constantemente hay que plantearle nuevos desafíos para su mente inquieta. Este trabajo recae sobre su padre y tutores, que permanentemente le buscan proyectos de investigación en los que pueda participar. Asi fue como en el 2008 colaboró con el Fred Hutchinson Cancer Research Center, una de las instituciones más prestigiosas del mundo en materia de lucha contra el cáncer. Este contacto le permitió luego, en 2009, y con tan solo 11 años de edad, participar de una competencia organizada por el MIT para desarrollar equipamiento de laboratorio para realizar estudios genéticos. En este evento, el equipo de Gabriel obtuvo la medalla de plata. Su propuesta estaría costando tan solo u$s 750, contra los u$s 10.000 a los que se venden actualmente instrumentos similares.

Nadie sabe hasta donde será capaz de llegar Gabriel, afortunadamente, su intelecto está buscando respuestas a muchos de los problemas más duros con los que se enfrenta la ciencia moderna. Seguramente una mente tan brillante como la suya será capaz de encontrar nuevas soluciones. ¿Cómo se imaginan que se siente ser tan inteligente?

 

Fuente: http://www.webayunate.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s