“JJ” Vs. Kalimba

No suelo ver televisión nacional. Por diversos motivos. Veo que en el Facebook hablan mucho de las novelas y no tengo la menor idea de quienes son esos personajes. Aunque si estoy enterado de lo que sucede en mi entorno pero el medio regularmente es internet.

Aún así, me tocó ver la entrevista de Loret de Mola a Kalimba y hoy me tocó ver la que le hizo al “JJ”. El entrevistador de la primera no fue nada parecido en la 2da.

Con Kalimba fue fiscal, juez y verdugo. Utilizó un tono amedrentador poniendo al artista contra a pared sin oportunidad de réplica, ya que en el mismo tono que cuestionaba, acusaba.

Dejaba entrever la gran posibilidad de que se estuviera mintiendo y con ello la imparcialidad de la entrevista se perdía.

Bueno, quizás sea su estilo de entrevistar, quizás él sepa cosas que nosotros no sabemos ya que entrevistador y entrevistado están en el mismo medio y tienen conocidos en común. Y aunque no parezca ético, es valido por como los medios manejan hoy los valores.

Pero hoy vi otro tono, más cuidadoso. Sus preguntas no acusaban, cuestionaban solamente. En alguna esbozó ironía o incredulidad, pero no llegó más lejos. Me atrevo a pensar que en otras hasta parecía temeroso.

Kalimba, no sabemos a ciencia cierta si cometió o no el acto de violación, o sólo fue estupro (igualmente condenable). Pero es una persona de bien que puede haber cometido un error y tendrá que aclararlo y pagarlo si fuera el caso, ante la justicia.

El “JJ” es a todas luces una persona que vive fuera de la ley. Vende y compra droga, sólo cocaína a decir de él mismo, y sus amistades dejan mucho que desear ya que las podemos encontrar en las listas de la DEA como los más buscados.

El daño que Loret de Mola quizás le causó a Kalimba por su tono al entrevistarlo, pudo o puede haber sido grande. Pudo haber ayudado a que se parcializara la opinión de un juez (que sabemos nada tienen de imparciales) y pudo haber ayudado a que seguidores del artista dejarán de consumirle. Como sea, el daño seguramente se causo. Con o sin motivos.

En cambio, ante un declarado y conocido delincuente, el tono es pausado. No había más daño que hacerle, no podía undirlo más ¿Por que entonces no ser más inquisitivo? ¿Por qué no al menos utilizar el mismo tono que con Kalimba?

No voy a preguntar las influencias que mueve televisa para tener este tipo de entrevistas. Pero si la línea que están siguiendo sus entrevistadores y la visible parcialidad que utilizan de acuerdo el entrevistado.

Se ve que los valores están torcidos cuando a la persona de bien la acusamos criminalmente con las manos en la bolsa, sin haber sido condenada por la justicia; mientras que al delincuente lo tratamos con amabilidad, cortesía  y tolerancia, a pesar de ser él mismo el que se incrimina.

Un comentario en ““JJ” Vs. Kalimba

  1. Exactamente.. note exactamente lo mismo ke tu… con Kalimba se lucio.. lo amedrento y lo tenia acorralado, y con el JJ se porto mansito mansito y eso ke estaba esposado, se achico, se acobardo…. cayo en mi gracia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s