Muerte por Ablación

Una niña a la que se les está practicando la ablación del clítoris. | ELMUNDO.es

La ablación del clítoris es una práctica prohibida en casi todo el mundo. Como en Egipto, donde en 2008 se aprobó una ley que prohíbe la llamada ‘circuncisión femenina’. Pero de nada ha servido, al menos a la familia Hadad, que vio cómo su hija de 13 años, Nermeen, moría la semana pasada en manos de un supuesto médico que procedió a extirparle el clítoris.

La Justicia ha intervenido y ha detenido a la doctora Fathiya Ahmadpor la muerte de la pequeña.

Los padres de Nermeen, habitantes del Delta del Nilo, enterraron a la niña sin permiso legal, lo que levantó las sospechas. Para frenar los casos de ablación, una práctica centenaria en Egipto, el Gobierno abrió una línea telefónica en la que recibieron una llamada denunciado lo sucedido a Nermeen. El ministro de Familia y Población del país árabe, Mushira Khattab, puso el caso en manos del Fiscal General, lo que llevó a la detención de la médico.

“Este caso demuestra que queda mucho por hacer”, comenta Shukri Saleh, activista de derechos humanos.

Sumamente peligrosa

La ablación del clítoris suele relacionarse con el islam, algo erróneo puesto que se trata de una práctica que ya existía en estos países antes de la llegada de la religión musulmana.

Según la agencia de información Afrol News, son 28 los países africanos en los que se lleva a cabo la ablación femenina, pese a que cada vez son más las mujeres que la rechazan. En países como Somalia y Egipto, casi el 95% de las mujeres ha pasado por el trance.

En Etiopía, por ejemplo, una reciente encuesta muestra datos significativos. Mientras en 2000, el 80% de las mujeres había sufrido una ablación, en 2010, sólo el 38%. Esto demuestra que las mujeres optan por no someter a sus hijas a esta práctica vejatoria, sumamente dolorosa y peligrosa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay entre 100 y 140 millones de mujeres en el mundo a las que han sometido a la ablación del clítoris. Y que cada año, unos tres millones de niñas están en riesgo.

Con todo, 18 países africanos lo han prohibido, como Egipto. Y como Egipto, otros han puesto en marcha líneas de teléfono para que cualquiera pueda denunciar un caso. Sucede en Burkina Faso y también en algunas zonas de Kenia.

Lo que hacía dos años que no sucedía, según Gulf News, es que muriera alguien mientras se le practicaba la ablación.

Otros escritos sobre el tema en este blog:

Ablación y Otros Horrores

Cifras de Miedo

El Corte del Diablo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s