Adopción Homosexual

No he podido leer completo el informe de la corte aprobando la adopción de niños por parejas homosexuales, así que me arriesgo a comentar una incongruencia, pero la verdad con lo que alcancé a leer me da una buen idea de hacia donde se dirige la línea de pensamiento seguida por la corte.

Era obvio que se aprobaría, es obvio que el sector conservador y la iglesia se rasgarían las vestiduras. Es curioso que suceda durante un gobierno panista, lo cual quiere decir que la autonomía de la SCJN existe o simplemente si fueron “maiciados“. En fin.

El tema es en sí el derecho que tiene una persona en ejercer su paternidad o maternidad independientemente de su orientación sexual y, en contraparte, el derecho que tiene una persona de ser criado en un hogar que cumpla con todas las caracteristicas que lo formen como un ser humano completo.

Son dos derechos encontrados.

En un matrimonió homosexual de mujeres (lésbico), las posibilidades de que un niño obtenga tanto el cariño como el cuidado necesario, es altamente probable. Durante la historia de la humanidad la crianza era exclusiva de las mujeres, no sólo de la madre sino de toda la familia ya que el varón salía a la caza, a la guerra o actividades que lo mantenían lejos de su hogar por largas temporadas, en el mejor de los casos, por que en una gran parte las mujeres criaban hijos de padres que jamás conocerían por alguna u otra razón.

Así que la crianza de niños en hogares predominantemente femeninos no ha ocasionado una oleada de homosexualismo en los varones. Alguien puede argumentar que el lesbianismo no se daba en esos lugares y que los niños tenían actividades muy masculinas que apoyaban su crecimiento; un argumento que se debe tomar en cuenta ya que no sabremos que tanto se profesarán su amor los cónyuges en estos nuevos hogares y cómo afectará el comportamiento del niño varón, pero el comportamiento de la niña seguramente se verá afectado ya que la normalidad de su mundo contrarrestará con la normalidad de la mayoría.

En otras palabras, se está cimentando una nueva realidad, más liberal, con menos prejuicios. Pero no necesariamente esto es bueno.

Los matrimonios de hombres homosexuales tienen menos sustento histórico. Aunque la homosexualidad se ha practicado históricamente (estaba por escribir que se ha practicado desde los anales de la historia, pero parecía albur) no se tiene un registro de hogares homosexuales abiertamente que hayan mantenido crianza de niños, lo que hace que esta práctica sea novedosa y que sólo la apoyen las conciencias liberales de estos tiempos.

En más de un año que lleva este blog, no he tocado el tema del homosexualismo por que se me hace un tema fácil de explotar, al igual que el aborto. Pero la realidad nacional obliga a hacer una salvedad. Por todos los medios se trata de convencer a la psiquis social de que los matrimonios del mismo sexo no sólo son buenos, sino además “cool” y con cierto glamour. Ya los canales de NatGeo se la viven trasmitiendo este tipo de programas para adaptarlos a una normalidad.

La búsqueda del placer es algo muy personal, cada quien encuentra placeres en diferentes lugares y formas. Mientras la persona lo haga sin verse obligada, sin dañar a terceros y esto lo haga una mejor persona, y estaré de acuerdo. Cuando se rompe una de esas 3 condiciones, entonces difiero.

La mayor parte de los homosexuales hombres no son de nacimiento, son otras las circunstancias de vida las que los hacen conocer realidades que en su momento parecen atractivas en un mundo donde la hombría es cada vez menos necesitada. Incluso uno de los últimos símbolos fálicos (no me estoy refiriendo al control remoto de la TV) como es la producción de esperma, está a punto de ser eliminado. Así que las trincheras son cada vez menos para defender la hombría.

Pero lo defiendan como gusten, así encuentren argumentos científicos, religiosos, modales o simplemente personales, la homosexualidad no es natural. No confundamos natural con normal. La única razón de la naturaleza para existir, pareciera ser la misma naturaleza y para ello ha creado diversos mecanismos de reproducirse sin importar sentimentalismos.

Un león comiendose a un cervatillo podrá causar algunas lágrimas en los sentimentales, pero a la naturaleza no le importa, una especie necesita subsistir para poder reproducirse. Ya comentaba en un post anterior que son muy pocas las especies donde la hembra vive mucho tiempo una vez que su etapa reproductiva acaba. Ya no es ùltil para la naturaleza.

Así que somos hembra y macho por un sólo motivo, reproducirnos. Si se quiere ver desde un punto de vista religiosos, fuimos creados hembra y macho para reproducirnos. En ese punto la ciencia y la religión no tienen diferencias. El hermafroditismo no se da en la especia humana así que de esta manera nos tocó vivir.

La única forma que conocemos de crear a nuevos seres humanos hasta ahora es con un ovulo y un esperma. Es lo natural, todo lo demás no lo es. Insisto, si alguien quiere buscar otras formas de vida, está en su derecho (mientras no trastoque los 3 principios) pero la crianza de niños por parejas homosexuales trastoca 2 de los principios.

El niño no ha decidido por si mismo, simplemente se ha visto arrastrado por una modalidad. El homosexual que quiere la paternidad puede estar haciendo daño a un tercero (el niño) en su afán de buscar derechos a una vida que el mismo ha procurado. Entonces rompe 2 de las 3 reglas para una vida libre.

La primera, el poner a un niño en una situación que el no solicitó, puede ser discutida ampliamente y nadie de los bandos resultará claramente vencedor por lo que si hay duda sobre el tema, lo mejor es abstenerse. Se que se argumentará que hay familias normales donde la crianza del niño es pésima, y se tendrá razón. Pero la vida de una pareja homosexual no es como las películas de Hollywood, no hay finales felices. Es más, seguramente habrá más drama que entre las parejas convencionales. La promiscuidad del varón es un tema acabado, el varón es promiscuo por naturaleza y por cultura, así que la unión de 2 varones lleva en sí misma la penitencia ya que será normal encontrar engaños entre este tipo de pareja. Existen las excepciones, y son muy contadas.

Por lo que las parejas de homosexuales varones están más expuestas al fracaso debido a esta natural promiscuidad, y eso la pagarán los infantes adoptados.

La segunda, el daño al niño. No lo estoy viendo desde el punto de vista moral. La mayoría de los niños criados por parejas homosexuales ha tenido una buena crianza en otros países. Algunas resultan homosexuales también, pero otros no. Claro que hablamos de países con condiciones muy diferentes, pero aún así, ni son monstruos ni hacen orgías en cada esquina. Y en su defensa dicen que aún sin saber las tendencias de sus padres ellos sentían atracción por personas de su mismo sexo desde temprana edad.

Y es aquí donde baso mi escrito. Todos los argumentos a favor o en contra se topan con la moda y la ley actúa en consecuencia. La moda es ser homosexual, entonces la ley lo permite. La moda es consumir droga, la ley lo permite. Eso lo entiendo. Pero siempre dejamos a un lado el sentido común.

El sentido común nos dice que el ambiente donde una especie es criada prevalece en las características de sus individuos. Darwin nos dijo ya hace tiempo que las especies van desarrollando habilidades y comportamientos para adaptarse, y si el entorno cambia entonces también lo harán las especies.

En una familia donde se educa a sus miembros que la búsqueda del placer es permitida en cualquier campo y que las normas naturales no importan, sus miembros adquirirán características acordes a esa educación. Entonces tendremos una especie donde sus individuos estarán llevando la contraría al naturaleza y por lo tanto habrá un precio que pagar. La naturaleza no se ha caracterizado nunca por cobrar barato.

Lo anterior ¿es bueno o es malo? no lo se, ni soy adivino del futuro ni utilizo base morales para juzgar. Sólo se que es antinatural y siempre andamos pagando facturas. Como si no tuviéramos ya el crédito vencido.

Anuncios

4 comentarios en “Adopción Homosexual

  1. Lacrox: hace tiempo leí un estudio antropológico sobre la homosexualidad. Y resulta que esta se presenta como una forma de control de la natalidad impuesto por la propia naturaleza cuando las condiciones de sobrevivencia son escasas. Ocurre con todos los animales. También se dieron cuenta que cuando el alimento es difícil de conseguir, las manadas se suicidan. No debemos olvidar nuestro natural origen: somos animales, racionales, pero animales.

    Saludos

    • He leído sobre esas teorías. Estoy de acuerdo con ellas aunque solo sean teorías. De alguna manera creo que la baja en la calidad del esperma en el hombre y la reducción de fecundidad de las mujeres, responde al mismo principio de la naturaleza por nivelar la sobrepoblación.

      Pero eso no quitaría de entrada la no-naturalidad de crianza. Mi escrito no es un ataque a la homosexualidad, a estas alturas todos la aceptamos, más allá de tolerarla, pero la crianza es el punto.

      Como lo menciono, ignoro el futuro, a la luz del presente pareciera contranatura esta práctica de crianza, y si estoy en lo correcto no será fácil pagar esa factura. Si me equivoco, nada pasa, sólo un loco más opinando.

  2. Pues en realidad lo que la SCJN hizo fué declarar constitucional la Ley de matrimonios entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar en el D.F. y que estos hechos sean reconocidos en todo el país. Esto sólo significa que si una pareja casada en el DF y habiendo adoptado o no un hijo vayan a vivir a otro estado de la república, ahí se reconozca su familia para fines legales. En realidad es un pronunciamiento a favor de la tolerancia.

    En cuanto a los requisitos de adopción, estos no cambian. Seguirá siendo igualmente difícil adoptar un niño, porque la ley de adopción fué creada para proteger a los niños. Esta ley contempla la llamada adopción simple que es que una persona soltera pueda adoptar a un niño, independientemente de cómo el adoptante ejerza su sexualidad, esto no es un requisito.

    En lo personal, conozco un caso de un hombre que adoptó a su sobrino a la muerte de la hermana. Este hombre es homosexual, tiene su pareja. Tienen los problemas que cualquier pareja enfrenta en la educación de un hijo. El niño es un niño feliz, rodeado de cariño y más sano sicologicamente hablando que cualquiera de sus amigos. Ha tenido que enfrentar violencia por parte de homofóbicos, como cualquier niño diferente por razones físicas lo hace. Sus padres lo han preparado para manejar esos comentarios y eso lo hace un niño más centrado, comprensivo y fuerte.

    Pienso que lo natural es que nos de miedo lo desconocido. Pero también pienso que es mi obligación como adulto no permitir que ninguno de esos niños sea objeto de burlas o violencia por el hecho de haber sido adoptado por determinada persona. Respeto y sobre todo amor al prójimo. Lo demás, se irá acomodando en su lugar.

    Saludos.

    • En todo tienes razón. El que a un niño lo crié un homosexual no hará de ese nino otro homosexual, aunque las estadísticas muestran que si. No se ponen de acuerdo si es por que el ambiente en general ya es más liberal o por que la educación en su casa así lo es.

      Se que mi argumento parece conservador, o como tu dices, temeroso de lo desconocido. Espero que no sea así por que en verdad he hurgado en mi psiquis si mis opiniones provienen de un razonamiento o un temor oculto por la enseñanza religiosa previa.

      De hecho publiqué en las infografías de mi sitio de fotos una imagen que se contrapone a mi linea de pensamiento, aunque se va por el absurdo para negar todas las posiciones en contra del matrimonio gay, aunque yo no esté en contra de los matrimonios, ni siquiera a que ellos adopten, lo que digo es que no tenemos pruebas de que esto funcionará, no en matrimonios de hombres, en el de mujeres no tengo la mínima duda.

      Por ello digo que si nos estamos equivocando el costo será alto y no encuentro argumento que me convenza de lo contrarío.

      La tolerancia no me basta ya que esta la estamos llevando demasiado lejos en muchos casos. Como siempre nos vamos de un extremo a otro y estarás de acuerdo conmigo que regularmente los extremos no son solución, sino la mesura.

      Pero bueno, pongo mis opiniones en hielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s