Beltrones

Cuando andaba en campaña para Gobernador de Sonora, Beltrones venía con el apoyo irrestricto de la Secretaría de Gobierno donde Fernando Gutiérrez Barrios reinaba a sus anchas. Este, conocedor y actor de la historia secreta del país, había dado todas las tablas políticas al sonorense en su paso por la Dirección Federal de Seguridad (algo como la CIA y la KGB juntas), que no habían sido desperdiciadas en lo absoluto. Fue antes de ello Secretario Particular de Reyes Heroles y Enrique Olivares, ambos Secretarios de Gobernación.

Recuerdo que conocí a gente que andaba en esa campaña y que provenían de estados sureños. Yo en esos tiempos sólo pensaba en diversión y cruzaba estudios. Pero recuerdo que una noche hubo un festejo de amigos en un hotel de Guaymas donde también se realizaba otro evento de festejo de la campaña priista. Al final de la noche los rezagados de uno y de otro festejo conformamos uno sólo. Al fin y al cabo se trata de vaciar botellas y ya no importa ni el origen ni el contenido.

Uno de los sureños, empleado de la secretaría de Gobernación, uniformado con su traje azul marino y su “pin” metálico priista en la solapa, me comenta: “no saben la clase de alacrán que se han echado en el lomo”, yo, ignorante y desinteresado de lo que era la clase política le pregunto del porque de esa aseveración, y su respuesta fue vaga, algo así como “ya veran…”

Todo quedó en anecdotario personal y pasó al olvido. Pero al poco tiempo el destino me llevó a trabajar en el gobierno municipal de Hermosillo y a los meses ya estaba yo en laborando a buen nivel en una Secretaría Estatal en el mismo gobierno de Beltrones. Fue rápido el cambio de un simple estudiante a un burócrata, demasiado rápido para quien ni lo espera ni lo busca.

En ese tiempo lo rumores viajaban,

  • Que sí la esposa del gobernador era hija natural de Gutiérrez Barrios y por el embarazo Beltrones había accedido a casarse con ella y así podía el matar 2 pajaros de un tiro quedando bien con su mentor y librando uno de los requisitos para gobernador.
  • Que si era demasiado fino u en su caso homosexual, incluso apuntaban a varios guardaespaldas como sus posibles amantes.
  • Que si había secuestrado a algún político enemigo y lo mantuvo en caución en una casa de Guaymas.
  • Que sus contactos con el narcotráfico habían convertido al Estado en un corredor.
  • Que si los puertos de San Carlos y Peñasco habían sido comprados por él.
  • El New York Times lo acusó de nexos con el tráfico de drogas.
  • Habló solo con Aburto tras la muerte de Colosio, ¿por qué?
  • Sus hermanos han sido ligados al narco con personajes como El Güero Palma y Amado Carrillo.
  • Fue ligado a la muerte de Ruis Massieu
  • Dueño por medio de prestanombres (Fausto Islas, p.e.) de decenas de casinos.
  • Que llenó el estado de grabadoras telefónicas.

Por decir sólo algunos que vienen a la memoria.

Había opiniones encontradas, pero todas coincidían en un punto: “independientemente de lo que sea, es un excelente político”

Cuando se lanza de nuevo a las marquesinas nacionales refrenda lo anterior. Ha sabido llegar y mantenerse. No en una trinchera como muchos lo hacen, ni siquiera en primera fila, sino como actor y con papeles principales.

Se la ha apodado “Don Beltrone” haciendo un simil con “Don Corleone” el personaje de la cosa nostra en la película “El

Invitados a la boda de Sylvana, hija de Beltrones

Padrino”. No sólo por que sus prácticas son oscuras, sino por que sabe echarse al bolsillo a propios y extraños. Sabe, como bien aprendió de “Don Fernando”, estar pendiente de cada movimiento que se realiza en el país. Sabe sacarle provecho y cobrar la factura cuando sea necesario. No está exento de golpes inesperados que le han propinado personas en las que él confiaba. Y por todo lo anterior se ha convertido en el “animal político” por excelencia de nuestros tiempos. Siempre presente, siempre pendiente. El ajonjolí de todos los moles que salen de San Lázaro o de Los Pinos.

Sus archivos guardan cada gripe que le dio a la persona en la que el está interesado. Titiritero de muchos hilos. Indeseable, pero necesario.

No descarta su interés por la silla nacional. Claro que nunca, en ningún momento de su vida, ni por un segundo, ha dejado de desearla. Pero sabe bien que difícilmente es su lugar ahora que los comicios son un poco más difíciles de trocar, aunque no imposibles. Pero al dejar ir el borrego le dice a sus compañeros de partido “nadie llegará si no es conmigo”.

Durante mi trabajo aprendí dos o tres cosas de su forma de actuar. Es eficaz, hace lo que se propone y realmente trabaja y hace que lo demás trabajen de manera eficiente y eficaz. Quizás la forma puede ser criticada, pero el fondo funcionaba. Y el Estado creció hasta la crisis política y económica de 1994. Es muy institucional y al ser político de formación, le gusta que las causas populares lleguen a buen fin y sacar provecho de ello.

Es posible que todo lo que de él se habla y hablaba sea verdad. No lo se. Pero si se que es uno de esos personajes que puede ser más odiado que idolatrado, más sabe ejercer el poder desparramando ganancias y no acaparándolas. Y eso es ya mucho decir ya que la mayoría sólo lleva agua a sus molinos. Aunque hubo sectores que de pobres pasaron a paupérrimos en el Estado durante su gestión.

No es una apología al personaje la que intento hacer. Difícilmente votaría yo por él si se lanza a la presidencia, dependería de las opciones políticas del momento y del momento mismo. Toco el tema de Beltrones por que él está viendo una oportunidad en el caso ABC, le sacará jugo si puede hacerlo. Ya comentó que no está cerrado y respeta las formas de la Corte.

Si intenta hacer creer que va “por la silla grande”, un movimiento popular como este puede servirle mucho. También le podrá servir a los padres que ahora no han encontrado justicia y que han intentado hasta tocar las puertas del cielo. Quizás es tiempo para ellos de tocar la puerta de más abajo y hacer un pacto con “Don Beltrone”.

Es importante recordar que el papá del Antonio Salido se vino a menos en el sexenio de Beltrones. Más que todo porque su ludopatía hizo que perdiera millonadas en Las Vegas y tuviera que hacer uso del dinero que su empresa tenía que pagarle a Chrysler de México, lo que llevó a la quiebra a Salido Motors. En el caso de los Urquídez, el Chilayo papá es priista de cepa, pero no santo de la devoción del ex gobernador. No así el casó de los Escalante que su posición económica les ha permitido manejar mejor los tiempos políticos. Bours es enemigo declarado de todo lo que huela a Beltrones y apellidos como Gómez del Campo en su momento le ocasionaron problemas cuando el testimonio de Jorge G. del C. puso en evidencia la ayuda que Beltrones dio a Raúl Salinas de Gortari para la expedición de un pasaporte apócrifo. El ha dicho que “no guarda rencores pero tiene buena memoria”.

Manlio dice que el caso ABC no está muerto. Lo anterior permite pensar que si él necesita acarrearse nuevas simpatías por este lado, la causa le cae como anillo al dedo a los dos bandos. No estarían faltándole los padres a la memoria de sus hijos, ya que se dispondrían a pelear fuego contra fuego en una lucha desigual donde se han perdido todas las batallas y quedan muy pocas por luchar. Esta sería, quizás, la única oportunidad de lograr la justicia en la forma que ellos la esperan porque no veo a la ONU realizando acciones para encarcelar a nadie.

No sería descabellado pensar en esta posibilidad, sólo sopesar el hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s