Fiebre

No soy aficionado al fútbol de manera convencional. Al igual que soy ateo hasta que empieza la tormenta.

Lo jugué mucho de niño, así como también jugué otros deportes y me gustan los buenos partidos, o campeonatos interesantes como copas Américas, Europeas, y por supuesto el mundial.

Soy un poco pesimista de la selección mexicana, pero disfruto de cada gol como el que más y el desánimo me llega de igual manera con los “ya merito”.

NO me veras un domingo viendo un juego nacional ni el campeonato ni el Chivas – América. Pero cada 4 años bien merece la pena relajarse un poco.

No importa si te gusta o no este deporte, pero es sano relajarse un poco y compartir un sueño sintiéndonos iguales, porque igual grita el que mañana no tiene que comer como el que tiene la vida arreglada. Sufren durante 90 minutos de una manera tan parecida que las diferencias no existen.

Me parece bien la fiebre por el mundial, me parece sano que nos riamos mucho, que sintamos la tensión de esos dos tiempos y que explotemos en gritos cuando ese esfuerzo se concreta en un gol. Creo que nos hace más humanos, más simples, más sanos y sobre todo más cercanos y parecidos.

Gracias a Dios por poder ver a mi país más cercano y más optimista, aunque solo sea por momentos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s