Ambición

Recuerdo una anécdota.

Abrió una taquería con el nombre, “La mejor del barrio”. Era un buen punto y comenzó a irle bien. Viendo el éxito alguien abrióotra taquería enseguida, con el nombre “La mejor de la Ciudad”. Las cosas seguían bien para ambos, asi que no tardó en ponerse otra al lado con el nombre, “La mejor del país”: De nuevo el éxito le sonreía por lo que al poco tiempo llego otra con el nombre, “La mejor del mundo”.

La competencia entre ellas era muy dura. Por último llegó una y se puso a un lado de todas ellas, y se puso “La mejor de esta cuadra”.

En ocasiones la palabra ambición nos trae a la memoria a un hombre con ganas de comerse el mundo. A un personaje que todo le queda chico y cuando se nos acusa de carecer de ambición nos ofendemos, por que también nosotros queremos conocer cada país sobre la tierra, y en algunos caso poseer esos países.

Y si nos encontramos con personas cuya ambición es más modesta, entonces pensamos en la modestia, no en la ambición. Y solemos pensar en mediocridades.

En ocasiones hay personas que saben lo que realmente quieren, y sus sueños no están en las estrellas, incluso no en otras tierras. Una mujer que su única ambición en la vida es ser feliz al lado de un buen hombre y una familia parecería anacrónica en este mundo de ambiciones desmedidas. Pero seguramente será una persona con la que se podrá tener una gran amistad por que su mirada esta quieta una vez que lo consigue. En cambio alguien que pone nuevas metas cuando las alcanzadas se hacen viejas al momento de obtenerlas, será una persona cuyos sueños son inquietos, y así también su alma.

Yo prefiero a la primera. Por que se que habrá paz en su alma. Y seguramente tendrá tiempo para compartir un atardecer, un café, una charla. Se que me llenarán y saciarán sus palabras. Dejarán tranquilo mi espíritu mientras sorbo lentamente la bebida de la taza.

La otra inquietará mi tarde. Me llenará de proyectos, y cambiará a cada momento la charla. No terminaremos nunca, por que nunca realmente comenzamos. Terminaré cansado, el café no me sabrá a nada.

Que agradable las personas que saben lo que quieren, aun que aveces ese encuentro dependerá de una búsqueda larga. recuerdo un libro que releí tantas veces como pude de Herman Hesse “Siddhartha”. Cuando al fin Siddhartha encontró la paz, no fue en las riquezas, ni en los placeres del mundo. Ni siquiera en las religiones. Lo encontró en un río, lo escuchó y se llenó de paz. Su amigo no lo entendió, pero reconoció que su mirada era de un iluminado, de un hombre que, aún en caminos diferentes, se había encontrado a sí mismo.

No critiquemos a los que encuentran su río demasiado pronto, son afortunados. Más bien preocupemosnos por lo que nunca lo encuentran. Y entonces por ellos si, recemos por el descanso de su alma.

Anuncios

2 comentarios en “Ambición

  1. Estoy convencida de que, no habemos personas ambiciosas, ni personas mediocres, solo habemos personas con necesidades distintas de llenar, y espiritus diferentes de alimentar.
    Pero ambas, siempre, deberemos tratar de vivir felices y completos con eso que a cada quien nos llena.

    • ¿Sabes? Desde hace muchos años (Más de los que me gustaría contar) me impuse un ejercicio. Cuando veo a una persona trato de no ver su físico, sino de imaginarme el alma que está conteniendo ese cuerpo. De esa manera cuando el cuerpo físico tiene una necesidad y de alguna manera “choca” con las mias, en lugar de tomarla contra esa persona, el ejercicio que te comento me hace recordar que su alma está atrapada y necesita una sonrisa o simplemente que le eches la mano para hacer a un lado la necesidad que el mundo le está exigiendo.

      Eso trae beneficios ya que así no se crean rencores innecesarios y te vuelves un buscador de almas en lugar de un crítico de personas.

      Pero, además, te vas dando cuenta poco a poco que el cuerpo va tomando forma de acuerdo a las necesidades (cadenas) que este mundo le va exigiendo, si eres muy enojón, si eres sufrido, si eres intelectual, en fin, y eso te permite conocer a las personas desde la primera vez que te las encuentras, al menos conoces sus cadenas y sabes de que carece su alma para ser más libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s