El Recuento de los Daños

Leonidas aguantó durante 2 días en el paso de las Termóplias con 300 espartanos, 700 tespios y 400 tebanos al ejercito de más de 300,000 persas. Era superado ampliamente, sus 1,400 hombres no eran ni siquiera el 0.5 por ciento de lo que el ejercito de Jerjes era.

Claro que era una batalla perdida. Y quizás hubiera aguantado más si Efialtes no los hubiera traicionado. Pero de cualquier manera su misión nunca fue ganar, sino aguantar para que el ejercito de coalición de la helade griega podía reunirse y llegar a los 2 frentes: Termópilas y Artemiso.

Casi 2,500 años después recordamos su hazaña y lo seguimos haciendo con asombro y admiración por su fortaleza y valentía ante la muerte. El cine nos los ha puesto ahora como superhombres que recibían desde pequeños una educación que los alejaba del dolor y sufrimiento por su sentido de nacionalismo o pertenencia a un grupo social.

Pero sufrían igual, sentían igual que cualquier otro hombre la perdida de un ser querido.

En este momento en el país tenemos fuerzas policíacas de los 3 niveles llenas de Efilates que le informan a los grupos fuera de la ley, que caminos hay que tomar para acabar con los pocos elementos que aún creen en el cumplimiento honrado y honesto de su deber.

Jóvenes recién egresados de las escuelas de seguridad del Estado desaparecen en sus primeras misiones, a pesar de que nadie los conoce y van en misiones secretas. Testigos protegidos son masacrados o “suicidados” estando en custodia de los cuerpos de seguridad del Estado.

Los reporteros prefieren callar, por que les va la vida en un artículo. Y vemos como la impunidad va haciendo su reino, despacio, pero seguro. En menos de 10 años nos hemos convertido en un País de Narcos.

cardsCuando el General Días tomo el Ipiragua hacia el exilio, se cuenta que dijo la frase “Madero ha soltado al tigre, veremos si puede controlarlo”. Madero no lo hizo, de hecho el tigre lo asesinó por la espalda unos años después. Y anduvo suelto 10 años hasta que un pacto logro tranquilizarlo, El Callismo. Entonces el tigre estuvo tranquilo ya que comía cuando necesitaba y se le daban sacrificios si así se requería. Duro 7 décadas, y al irse de nuevo el PRI de la presidencia, el tigre volvió a andar suelto.

Tigre le llamamos al México bravo, le llamamos a la bola de ciudadanos que sin respeto más que de su propia ley se abalanzan sobre las autoridades y pisotean todo vestigio de civilidad.

Matar al tigre no es tarea fácil cuando los que intentan ser sus victimarios son simples ratones.  Ninguno se atreve a ponerle el cascabel. Por lo que para enjaularlo hace falta pactar. Algo así como lo que el alcalde de San Nicolas de los Garza hace cuando decide que si no puede hacer cumplir una ley, lo mejor es derogarla. Que si no puede con la ley contra los delincuentes, entonces mejor armar grupos fuera de la ley, para acabar con aquellos que no la cumplan (un galimatias).

Ayer 3 ciudades del Estado de Sonora fueron atacadas con granadas. No hay victimas que lamentar ya que el objeto del ataque no era ese, sino el de dar una muestrita de poder. Ya que los grupos delictivos cuentan con armamento capaz de volar en pedazos esas instalaciones. Pero el crear el sentimiento de inseguridad y terror, se logra. Y con ello la desconfianza en las autoridades.

Acabamos de alcanzar la muerte 7,000 este año en crímenes imputados al narcotráfico. Ya se ha comparado con las 4,466 (al 29 de Noviembre) que van en la guerra contra Irak que lleva a cabo estados Unidos, pero ese número es desde marzo del año 2003. En un solo año tenemos más muertes en la guerra del narcotráfico que en la guerra de Irak. Estamos en una guerra, cruenta, lamentable, sorda.

Una guerra que le es conveniente a los grandes fabricantes de armas. A los grandes lores de la droga americanos (nada pasaría por esas fronteras y se diluyera tan rápidos si no fuera por la existencia de acuerdos entre autoridades americanas y los carteles de la droga), a los políticos ya que crea sentimientos de inseguridad que ellos llenan con promesas de campaña.

Un país donde el poder judicial es inexistente para crear leyes que protejan al ciudadano, pero raudos y veloces para crear leyes de impuestos. Donde unas nalgas reciben la atención judicial expedita y 49 niños calcinados son olvidados.

El número de Efiliates, de ciudadanos que se convierten al otro bando, va en aumento exponencial Estamos en un país sin futuro, sin orden, en la anarquía total. El grupo de valientes que en este país respetan la ley no resistirán mucho y no hay coalición que se esté formando para darles apoyo. Sólo queda la población civil muy ocupada en sus festejos de navidad y en diario “sobrevivir”. El reino de la ley en México se ve tan utópico como el regreso de Quetzalcoatl, un país así no tiene mucho tiempo de vida, está desahuciado.

No hay estado que soporte la anarquía originada desde dentro si la sociedad civil no se hace responsable. No tenemos instituciones dignas, no hay respeto por la ley, el hampa tiene el mando y usted yo mañana tenemos que comer, así que pactamos con el silencio, cuando debemos gritar, y de esa manera lentamente, pero de forma segura, nos convertimos en cobardes.

No nos damos cuenta que cavamos nuestra propia tumba haciendo “mutis”.

Canadá cada vez luce más atractiva. México lindo y querido si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido “y que me dejen ahí”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s