Responsabilidad

“La apatía es, en sí misma, una manifestación de agresividad”

La historia a continuación es fuerte y puede causar cierto impacto.

El terrible suceso que provocó que los psicólogos Jhon Darley y Bibb Latané comenzasen un estudio sobre la responsabilidad del ser humano.

Una oscura noche en Queens (Nueva York). Un 3 de marzo de 1964.
Un otoño ventoso hacía que algunos visillos ondearan fuera de las ventanas por el viento que , ocasionalmente, corría a través de la pequeña calle…
Catherine Genovese una mujer de 38 años volvía a casa tras su turno de camarera, en el bar donde trabajaba.
Kitty, como la llamaban, era una mujer morena, delgada y hermosa cara de duende, con unos bonitos ojos verdes.
Aparcó su coche en un parking adyacente al edificio donde vivía sola.
Dejó el coche en su espacio y salió. Eran las tres de la madrugada… se dirigía hacia su portal cuando vio un hombre agazapado al lado de un coche.
Giró y cruzó rápido hacia la cabina de la esquina, que estaba conectada con la policía.

“Catherine no llegó a la cabina. El hombre, identificado después como Winston Moseley, le clavó un cuchillo en la espalda hasta el fondo y luego, cuando Catherine se volvió a mirarle, se lo clavó también en el vientre, y la sangre corrió caliente. La mujer gritó… dijo exactamente: “!Ay Dios mío! ¡Me han clavado un cuchillo! ¡Socorro! ¡Socorro, por favor! Inmediatamente se encendieron varias luces en las ventanas de la calle. Moseley las vio, en el juicio dijo que las había visto, pero que le parecía que aquellas personas no iban a bajar a la calle.
En vez de bajar,
alguien gritó: “¡Dejen en paz a esa chica!”; Moseley se dio a la huida y Catherine, con varias cuchilladas en el cuerpo, se arrastró hasta la entrada de una librería en penumbra y se allí se tumbó. Las luces de los apartamentos se apagaron entonces. La calle quedó de nuevo en silencio. Moseley se dirigió a su coche, oyó el silencio de las calles, vio que las luces se habían apagado y decidió volver a rematar su trabajo. Sin embargo, antes abrió la portezuela de su coche y se cambió la media que llevaba en la cabeza por un sombrero tirolés.
Entonces volvió a recorrer la calle, encontró a la mujer echa un ovillo, roja y mojada, empezó a acuchillarla otra ve
z por donde lo había dejado, rajándole ahora la garganta y los genitales. La mujer volvió a gritar. Y siguió gritando. Pasaron los minutos. Volvieron a encenderse luces en las ventanas de los apartamentos, -imaginémoslo- haces amarillos que tanto Catherine como Winston tuvieron que ver, tan presentes, y sin embargo, tan ausentes.
Moseley volvió a retroceder y Catherine consiguió alcanzar, no se sabe cómo, el vestíbulo del edificio donde vivía, donde unos mi
nutos más tarde, el asaltante la encontraría de nuevo y reemprendería lo que aún no había terminado. Ella pidió ayuda a gritos y después dejo de gritar. Solo gemía. Moseley le levantó la falda, le cortó la ropa interior y, en el juicio, declaró lo siguiente: “Tenía la menstruación”. Después, sin saber si estaba viva o muerta, se sacó el pene pero fue incapaz de llegar a la erección, de modo que se tumbó encima de ella y así tuvo un orgasmo.
El crimen se cometió en treinta y cinco minutos, entre las tres y cuarto y las cuatro menos diez de la madrugada.
Se ejecutó en tres a
taques distintos, prolongados y señalados con gritos de socorro. Los testigos que encendieron la luz, lo vieron y lo oyeron. No hicieron nada.
Hubo treinta y ocho testigos en total que vieron desde la ventana cómo acuchillaban y remataban a una mujer.”

(Las imágenes son reales del lugar del asesinato, la víctima y el asesino. y el texto en cursiva, del libro “cuerdos entre locos”).

Esto es un caso real de un asesinato. Tal como ocurrió. De todos los testigos solo uno llamó a la policía después del suceso, cuando la mujer ya había muerto, eran las cuatro de la madrugada y los que lo vieron volvieron a dormirse…
En Nueva York el suceso adquirió notoriedad cuando se supieron los pormenores del caso. Hubo un aluvión de cartas de lectores poniendo el grito en el cielo por el horrible comportamiento de estos vecinos, desalmados que con un simple gesto podrían haber salvado la vida de esta pobre mujer.

Tras varios estudios de estos dos psicólogos sociales y distintos experimentos llegaron a la conclusión de que la responsabilidad, cuando hay varias personas, lejos de hacerse más fuerte, tristemente, el ser humano se siente liberado de ella. Se diluye, se divide en lugar de hacerse más eficaz.
Ninguno de estos testigos eran malas personas. Algunos tenían trabajos sociales. Todos ellos conocían la compasión. Pero a pesar de no arriesgar la vida, ni poner siquiera en peligro su integridad, solo uno tomó el teléfono, y tarde, porque le molestaba para dormir…
Cuando el juez les preguntó porqué habían actuado así todos dijeron que pensaban que otro llamaría, que otro vecino bajaría o que no era asunto suyo…

Este interesante estudio que llevaron a cabo estos dos jóvenes psicólogos, tras el asesinato de esta mujer, dio como resultado esa conclusión. El ser humano se siente más fuerte en grupo, sólo si es para agredir… juntos no somos más compasivos, ni paradojicamente, más solidarios..¿Curioso, no?

Gracias Natacha

Anuncios

4 comentarios en “Responsabilidad

  1. Que tal Lacrox:

    Fijate que si siempre sucede lo mismo, hace algunos años robaron en mi casa cuando yo tenia a mi bebe recien nacida, para buena suerte mia, me fui a platicar con mi mama que vive cerca de mi casa.

    No fue ni media hora la que dure en casa de mi mama cuando me devolvi por una cosa que se me habia olvidado, cuando regrese la puerta la abrieron de abajo hacia arriba por que mi cerradura es como especie aldaba.

    Le pregunte a los vecinos si habian visto a alguien o escuchado mucho ruido, resulta que nadie pero nadie escucho nada, una vecina que venia de la maestria vio que la puerta estaba ya abierta, y en ese momento que yo llegue me comento que el ruido no lo escucho por que ella iba llegando al igual que yo.

    En fin, a lo mejor por miedo no quisieron decir quien fue, y no me robaron mucho por que apenas me iba haciendo de bienes, pero la accion hasta la fecha me parecio muy mala por parte de ellos.

    Que siempre estan listos para cualquier mitote que si la vecina se embarazo, que si alguien esta en la esquina a altas horas de la noche.

    En fin unidos para atacar mas no para ayudar.

  2. Estamos “Jodidos” y ademas solos, que feo realmente es inimaginable, lo unico por lo que cada quien se mobiliza es cuando le tocan lo suyo por lo de los demas que se rasquen con supropias manos, y aun nos llamamos seres “Humanos”.
    Por que si la sociedad no tiene la sensibilidad de unirse y acompañar a los familiares de 117 bebes a los cuales quemaron vivos, en donde han fallecido 49, entonses no habra nada que como sociedad nos conmueva, hasta que no sea un hijo propio, y cuando eso pase estaras solo.

  3. Asi es, pensaran algunos hay como frY()/&()/)()(& esta gente, pero no hubieran sido allegado a ellos, y fueran los primeros en movilizarse.

    En la conciencia de cada persona quedara

  4. PUES A MI NADIE ME QUITA DE LA CABEZA QUE EN EL CASO DE LA GUARDERÍA, LAS MAESTRAS PUDIERON HACER UN POCO MÁS DE LO QUE HICIERON. OJALÁ ESTÉ EQUIVOCADO. PERO SI LOS MISMOS VECINOS DIJERON Q CUANDO LLEGARON LAS AUTORIDADES YA NO DEJABAN PASAR, Y AÚN ASÍ MUCHA GENTE, ENTRE ELLOS ANCIANOS Y JOVENCITOS SE METÍAN A LA FUERZA.
    SIN EMBARGO, LAS MAESTRAS MUY CÓMODAMENTE ESPERABAN FUERA EN LA BANQUETA A QUE LOS SACARAN LOS DEMÁS, CUANDO ERA DE ELLAS MAS LA RESPONSABILIDAD.
    NO HABLO DE TODAS, PORQUE HAY ALGUNAS COMO LA DIRECTORA QUE ARRIESGÓ SU PROPIA VIDA POR RESCATAR BEBÉS.
    YA LO DIJE, NO GENERALIZO, PERO HAY UNAS QUE ANDAN MUY QUITADAS DE LA PENA COMO SI LO QUE PASÓ NO LES AFECTARA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s