IMSS

Imagen 4

Daniel Kaaram, Director del IMSS, comenta lo obvio. Se han hecho las verificaciones, la guardería pasó todas ellas y el problema del uso del suelo, de las verificaciones contra incendios, no son del IMSS, son del municipio.

Es muy probable que esto sea verdad y que los dueños cumplieran con las especificaciones mínimas que solicita cada una de las dependencias, por lo que todo estaba en regla y no hay delito que perseguir, quizás alguna negligencia cuando mucho. ¡Todo fue un lamentable accidente!

Las miles de preguntas saltan inmediatamente ¿Por qué tenía ese material el techo? ¿Por qué el personal no tenía preparación para algún tipo de siniestro? ¿Por qué no había puerta de emergencia ni suficientes extintores? ¿Qué hace una bodega que guarda combustible aledaña a la guardería? ¿Por qué los dueños son tan cercanos al grupo gobernante y tienen tantas guarderías en las mismas condiciones? ¿Por qué…..?

Pero empezaría con una primera ¿Por qué de la gran cantidad de niños, ninguno fue transportado a alguna clínica u hospital del IMSS? La respuesta la tiene cualquiera. No está preparado el Seguro Social para recibir a nadie, mucho menos a este tipo de víctimas. No tiene la infraestructura ni los utensilios, ni siquiera los medicamentos para la atención diaria de los padecimientos normales, ¿qué decir de quemaduras de alto grado?

Si el IMSS no está capacitado para mantener su objetivo principal de ser la clínica de las masas, entonces ¿cómo puede administrar los lugares de “guardado” de la niñez mexicana? ¿qué podemos esperar de sus supervisiones?

Podemos esperar exactamente lo que sucedió, una tragedia. Delega sus responsabilidades y por lo consiguiente sus culpas a quien puede por que no pueden hacer más que administrar  las cuotas. Ah! se me pasaba, son excelentes embargadores, eficaces y efectivos, a los días de no pagar tus cuotas están con sus avisos, multas y embargos. Es este el mejor papel que desempeñan.

Entonces, cara le falta a Kaaram para venir a decir que todo estaba en orden. Todo está en desorden y eso es lo que se respetó en las inspecciones. Estas solo sirvieron para avalar que las condiciones del lugar no importaban, que las reglas más básicas de seguridad se pasan por un lado porque hay cosas más urgentes, que vivimos en un país indolente y aún la legalidad raya en absurdo.

Puede ser un parte aguas esta tragedia, puede obligar, al menos a los hermosillenses, a denunciar a las autoridades que hacen caso omiso de cada reclamo y remplazarlas por personas que cumplan con la función que la ciudadanía les encarga. Se tiene que despertar de este letargo civil y entender que no podemos elegir gobernantes para enriquecerlos o dejarlos hacer a su gusto, que los elegimos para que resguarden los intereses públicos, para servir no que se sirvan y, sobre todo, que podemos quitarlos cual empleado inservible en el momento que se necesite.

El administrador de la guardería, el IMSS, no atendió a los niños que eran su responsabilidad. ¿Habrán hecho los demás implicados lo mismo? El desplegado por parte de “los socios de la guardería ABC” me parece un gesto de civilidad, muy mínima pero es valido, ¿habrán tenido un seguro contra siniestros que se hiciera cargo de esta tragedia? o ¿habrán sacado de sus repletos bolsillos algo más que para sus abogados y apoyaron a los deudos? Lo más seguro es que como el IMSS no hayan hecho nada y hayan tratado de quitarse el golpe deslindando responsabilidades a quien puedan.

Tendrán que renunciar a sus puestos, tendrán que dar más la cara a los medios, citar a rudas de prensa, y seguir haciendo fila en el confesionario para acallar sus conciencias, que serán las únicas que puedan acallar.

Un comentario en “IMSS

  1. Si realmente quisieran investigar lo que pasó en este caso, no hay que ir muy lejos: basta con investigar por un lado, a todo el sistema de guarderías subrogadas que permite encerrar (solo una puerta) en un bodegón compartido con otras oficinas y talleres, a más de 150 niños y personal a cargo de los mismos, que además declara que en la última inspección “todo estaba normal”.
    ¿Por que para ese sistema de subrogación de guarderías, es normal que el relleno del techo pueda emitir material altamente venenoso?, ¿Por que que permite que no se destine ni siquiera un metro cuadrado para cada niño (la parte del bodegón en donde estaba empotrada la guardería ocupaba 150 metros cuadrados)? y ¿Por que la renta de todo el bodegón la pagaba la SHCP a la familia Matiella?
    Por otro lado, bastaría investigar quienes son los dueños de la famosa guardería y si tienen experiencia en cuidar niños o si para ellos es otro “negocito”, pero ¡oh sorpresa!, la principal socia es nada menos que una pariente de calderón. Hasta ahí van a llegar las averiguaciones, de ninguna manera preguntarían por que esta señora de nombre Marcia Matilde Altagracia, es beneficiaría del PROCAMPO, junto con toda su parentela de apellido Tonella (24 en total), que aparecen en el listado de beneficiarios de sonora en los 3 últimos años, todos con los mismos datos: una propiedad de 21.42 hectáreas, donde siembran frijol pinto nacional, en el cader carbo de hermosillo y aparece toda la familia en forma consecutiva en el listado, recibiendo por esa pequeña propiedad… 20,647.26 pesos cada uno, ¡¡casi medio millón de pesos al año!! (con razón el frijol está tan caro) Como de buenas a primeras se van a enfrentar con familiares políticos del presidente, hagan de cuenta que los niños y sus familias… resultarán ser los culpables.
    ¿Por que los que ahora piden no politizar el asunto, en la tragedia de la discoteca exigían culpables y cabezas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s